15 de agosto de 2010


Soñar que estás soñando, darte cuenta de que tienes que despertar y no puedes hasta que no ocurra algo clave. Creer que has despertado y te has liberado y descubrir que ese mundo tampoco es lógico, ¿y por qué las leyes de nuestro mundo son las reales y lógicas? ¿Quién define las lógicas de una realidad y de un sueño?

Nolan, alguien tiene que decirte que los Wachowski han inducido una idea incluso más compleja de la que tu creías que se podía inducir para hacer germinar su concepción del mundo y que siguiera latente en las mentes sociales. La idea sencilla se ha visto rodeada de un escenario que has ido rellenando con tu subconsciente.

En otros casos más profundos logramos liberarnos de las cuerdas de la inconsciencia y navegamos por nuestro propio sueño, sabiendo conscientemente (¿descansará la mente? ¿o se hará más fuerte por trabajar durante tanto tiempo onírico?) que no queremos despertarnos, que quieres vivir la fantasía del mundo que tú has creado, a veces a propósito, a veces sin saber la causa fija.
Ideas inducidas en nuestra mente, el control de lo exterior sobre nosotros, la limitada libertad, el despertar, la verdad, ¿lo que nos parece real es un sueño? ¿Hemos olvidado una idea que tenemos que recordar? Algo me suena a reminisciencia. ¿Morir para liberar el alma?

¿Nadie cree que Origen ha tenido una inspiración de la matriz y las manipulaciones del crimen bacteriológico?

De verdad, no veáis Origen, no es real.

De hecho, alguien me ha inducido la idea de que escriba la primera letra de este texto y vuestro subconsciente lo ha rellenado.




No hagáis caso, no existe.

0 cuchicheos:

Publicar un comentario en la entrada

* ¡A comentar se ha dicho! *