13 de marzo de 2010

De badenes y resaltos


Estaba viendo The Big Bang Theory cuando de repente, Sheldon (el personaje más inteligente y minucioso de la serie), dice que ir por una calle determinada aumenta el tiempo del trayecto porque hay badenes. En la autoescuela se estudia el badén tal como describe la RAE en su primera acepción:

1. m. Zanja o depresión que forma en el terreno el paso de las aguas llovedizas.

Sí, como nos enseñaban, todo el mundo llama badenes a los resaltos y, de hecho, aunque te lo digan luego en las prácticas siguen confundiendo los términos. Sin embargo, acabo de descubrir que para la RAE un badén también es:

5. m. Obstáculo artificial alomado que se pone de través en la calzada para limitar la velocidad de los vehículos.

Es decir, la definición que se le da comúnmente a badén. Me pongo a buscar la definición de resalto y para mi sopresa encuentro esto:

1. m. Acción y efecto de resaltar.

2. m. resalte.

Y, resalte:

resalte.

1. m. Parte que sobresale.


Así que según la RAE es más específico utilizar badén (que se refiere única y exclusivamente a la calzada) cuando en realidad no cumple con una de las básicas del lenguaje especializado: no utilizar términos que lleven a la ambigüedad. ¿No sería un poco confuso que la imagen de arriba avisase del peligro de badén sin saber si es una parte que sobresale o que se hunde? Teniendo en cuenta la claridad de la imagen sobre el peligro alomado. La cosa sería confusa si a ambas señales (la de resalto y la de badén) se las denominase como badenes. Por eso creo que un resalto no debería tener una definición tan general y habría que tener cuidado con utilizar badén como sinónimo de resalto. El día que haya un badén de verdad ¿cómo lo llamaremos? ¿alguien se acordará de la otra definición?

En fin, el caso es que se pueden utilizar ambas palabras como sinónimos en ese contexto, muy a mi pesar. ¿De hecho, estaríamos siendo más precisos utilizando badén?

Ains...

2 cuchicheos:

.·*{ Maria }*·. dijo...

La RAE, como siempre, aclarando dudas. Y facilitando la comunicación. El día que haya un badén de verdad, el coche quedará atrapado. Y los dos, badén y coche, formarán un resalto por lo que podremos llamarlo badén.
Madre, ¡qué caos!

Imil dijo...

a lo mejor es que los badenes no exiiisten xD
si que es un caos si jajajajaj

Publicar un comentario en la entrada

* ¡A comentar se ha dicho! *