26 de septiembre de 2009

Ciclos

Dibuja un círculo, frótalo con la mano y será un círculo vicioso.




Así ocurre siempre que empezamos algo que nos gusta: tendemos a empezar con ilusión, con mucha energía, seguir con menos constancia aunque con inspiración parecida, terminamos por abandonarlo y, voilà, tiempo después recuperamos aquello que en un momento nos mantenía entretenidos y nos ayudaba a sentirnos mejor... ¿que nos recuerda a las relaciones? Puede ser. Al fin y al cabo es un tema que todo el mundo tiene siempre en la cabeza, sólo hay que atender (eufemismo de cotillear) un poco y ver qué es lo que preocupa a la gente... efectivamente, el cariño, y lo que es peor, la falta de éste.

De todos modos todo esto era una excusa para tener una razón por la que volver aquí y expresarme; necesito hacer que tengo gente que me escucha, necesito hablar para alguien aparte de para mí misma, así me obligo a expresarme de una manera en la que sobre eso de: "yo me entiendo", porque cuando vaya a releer esto dentro de un tiempo ya no seré la misma. Así que no importa si el blog está en realidad cerrado o abierto; saber que está en internet ya autosugestiona un mundo aparte del papel y el lápiz del cajón que nadie mira.

El verano se ha acabado, vaya, ya han pasado dos estaciones enteras y media de otra desde la última vez que visité este lugar, pero da igual, sigue habiendo tantas cositas que hacen que me sienta cada vez más libre y más contenta de estar aquí, de poder disfrutar conmigo misma y de intentar ser cada vez más independiente, no dejando que lo insignificante estropee lo bueno del mundo, y para ello, a veces, necesito apoyarme en alguna película interesante.

Estoy segura de que ésta es la entrada más personal que escribiré en un tiempo, próximamente hablaré de fallos gramaticales, fonéticos y de otros tipos, además de películas o situaciones que pueda analizar y positivar.

Cuando una habla de esta manera debe terminar con un profundo y sincero: aiiiiins :)

0 cuchicheos:

Publicar un comentario en la entrada

* ¡A comentar se ha dicho! *