14 de octubre de 2010

N'importe quoi (traduction)

He leído en Internet bastantes cosas de los Erasmus y sobre todo de los enamorados que se separan por este hombre rompeparejas.
La verdad es que me hace gracia; cada vez que he leído foros o blogs o lo que sea, cuentan siempre historias bonitas que terminan bien (es normal, nadie se va a poner a contar su historia de mierda con infidelidades de por medio), pero está claro que no es eso lo que me parece gracioso, sino que la mayoría de los jóvenes aseguren que es muchísimo mejor irse de Erasmus solo, sin tener a alguien a quien echar de menos, resumiendo, estando soltero. ¡Como si fuera algo que podemos elegir! Y, además, se trata siempre de la conveniencia ¿o no?
«Cariño, me voy al extranjero, así que será mejor que ya no nos queramos.»

¿Qué? ¿Pero de qué estamos hablando? ¿Puede ser lo que quieras es tener una persona segura en casa porque es más cómodo pero que una vez que ya no te hace falta vas y la abandonas donde sea? Bravo.

Todo esto me molesta bastante sobre todo porque cada vez que una de las dos partes habla de irse de Erasmus siempre surgen las sorpresas y las bromas (si es que las podemos llamar así): «¡Te vas de Orgasmus! ¡Va a ser difícil!» «es demasiado joven, ya sabes, está en la edad de…»

Y ahora os digo que sí, que es más fácil irse sin tener pareja. Que no vas a echar tanto de menos a nadie, que estarás menos tiempo en Internet, que te divertirás todo el tiempo sin pensar en que puedes hacer todo eso con tu novio/a, que no volverás tantas veces a tu país para verle/la y que nunca tendrás miedo de los comentarios que te hace la gente.

Psé, sí, es verdad... Pero no cambiaría nunca nunca jamás mi situación. Porque, en realidad, si sientes todo eso no es porque «tengas pareja», sino porque quieres a alguien y no quieres nada más que estar con esa persona. Y porque sabes que ese alguien es mil veces mejor que una estancia en el extranjero, es decir, que no se trata nunca de una obligación, sino de una forma de amar y estar conectado.

Ahora, pensad un poquito: ¿diríamos que sería mejor irse sin amigos, sin un lugar donde hayamos pasado toda la vida, sin familia o sin recuerdos? Porque, de hecho, sería mucho más fácil irse si no tienes nada que echar de menos ¿no?

Entonces, si no rompemos nunca las relaciones con nuestros amigos por el simple hecho de irnos al extranjero, ¿por qué tenemos que hacerlo con las personas de las que estamos enamorados? No entiendo nada.
Pero sí, si queréis iros al extranjero y no tener que pensar en nada de vuestro país de origen: matad a vuestros padres, no habléis con vuestros amigos, abandonad a vuestros perros y quemad vuestras casas.

Así, no echaréis nunca nada de menos.

-------------------------------------------------


P.D: En TODA traducción se pierde algo y siempre se añade alguna pequeña cosa de más que complementa al texto.
Merci de votre compréhension.

0 cuchicheos:

Publicar un comentario en la entrada

* ¡A comentar se ha dicho! *