12 de noviembre de 2009

Soy una notas

¿Acaso tú no notas el miedo que nos acecha?
Estamos en la calle, queremos saltar y no lo hacemos. Queremos reír y no lo hacemos. Queremos correr porque nos apetece y no lo hacemos. Queremos sonreír a alguien y no lo hacemos. Queremos sentarnos en el suelo y no lo hacemos. Al menos no si estamos solos. ¿Qué connotaciones hay? ¿Estaremos rompiendo el equilibrio? Vuelve a casa y pega un post-it en la puerta: anótalo, porque hoy harás lo que te apetece.

Si en tu cabeza sabes que lo que haces no está mal, no tienes por qué sentir miedo. No hay connotaciones, sólo ganas de ser un poco notas.

2 cuchicheos:

Anónimo dijo...

PORTA ITINERIS DICITUR LONGISSIMA ESSE

Simone

Imil dijo...

Déjame una maza y ya verás como rompo la puerta :P

Publicar un comentario en la entrada

* ¡A comentar se ha dicho! *