22 de febrero de 2010

Insomnia

Mr. Insomnium decide visitarme de vez en cuando, algún día me inspira y otro me desespera porque como dicen en cierta película: «Cuando padeces de insomnio, nunca duermes totalmente y nunca estas despierto totalmente». Hay un método infalible: sufre de apendicitis. O de otra inflamación, molestia o infección leve que necesite intervención quirúrgica. Te pondrán anestesia… ¡Bendita anestesia! Han sido los mejores 45 minutos de mi vida inconsciente desde, por lo menos, principios de noviembre. He dormido como una reina, con mis sueñecillos profundos, sin ningún problema, sin notar nada del exterior. Sé que no queda bien decirlo, pero por una vez me he sentido genial viviendo en la más absoluta ignorancia.

Me operaron el mismo día que publicaron esta mini-entrevista para una página que se dedica a hacer conocidos algunos blogs desconocidos de la red. Es una buena iniciativa. Si queréis ver mis respuestas a las preguntillas, seguid este enlace: http://www.blogdeldia.org/?p=2161

Así que nada, supongo que mi ángel de la guarda tuvo algún incidente con los patines en un pasado y ahora no quiere que los coja muy a menudo. Estoy a punto de vivir otro noviembre, pero esta vez diciembre no será el mes que le siga, por desgracia.

0 cuchicheos:

Publicar un comentario en la entrada

* ¡A comentar se ha dicho! *